Es posible alcanzar la libertad financiera si se tiene un plan organizado. Si una gran parte de tu plan es la inversión inmobiliaria, definitivamente necesita conocer qué es DFL2 en crédito hipotecario.

En Gen Proactivo como expertos en inversiones, compras y ventas de bienes raíces te ayudaremos a descubrir más acerca de esto.

El DFL2 ley Chile y conocido como Decreto con Fuerza de Ley Número 2 fue elaborado en 1959. Fue creado con el objetivo de solucionar los problemas existentes con respecto a la vivienda para aquellos afectados en los sectores medios y bajos de la población. Esto permitiría a las personas adquirir las viviendas para obtener ingresos, pero solo hasta 140 metros cuadrados.

El DFL2 en Chile estuvo sujeto a modificación en 2010 y estableció que el número máximo en dos propiedades por persona.

Por lo tanto, si tienes 3 o más viviendas que adquiriste luego de esa fecha, tienes derecho solo a aprovechar las franquicias del DFLN°2 para las primeras dos. Esto solo aplica si no adquiriste viviendas antes de la mencionada fecha.

¿Qué es el DFL2 en crédito hipotecario?

DFL2 es la abreviatura de Decreto con Fuerza de Ley 2. Fue elaborado por el SII (Servicios de Impuestos Internos), la autoridad fiscal chilena, y se aplica desde los años 50. El decreto tiene como objetivo promover la inversión y la comercialización de edificios residenciales de bajo costo.

Dónde invertir mi dinero en Chile

¿Por qué los edificios residenciales de bajo costo?

Muchos países intentan promover las inversiones inmobiliarias para estimular la demanda y la oferta de viviendas para la clase baja o media, lo que suele implicar alquileres más bajos.

La promoción de un decreto de este tipo que otorgue exenciones fiscales a determinados inmuebles hace más atractiva la adquisición de uno.

Apalancamiento de las inversiones inmobiliarias

El apalancamiento consiste en realizar una operación de compra con fondos ajenos. Este endeudamiento desplegado para financiar la operación se conoce como deuda sana, ya que posteriormente puede generar rentas y plusvalías.

En el sector de bienes raíces hay una gran diversidad de apalancamientos. Uno de ellos requiere conocer y aprovechar las leyes fiscales. La primera ventaja de estas operaciones es que es fácil multiplicar la inversión y rendimiento.

No dudamos en decir que el DFL2 es un decreto a tener presente por sus notables ventajas y beneficios con respecto a los impuestos, como por ejemplo la renta de arrendamiento sin pago de impuestos o el descuento de hasta el 50% de ellos.

Dónde invertir mi dinero en Chile

Puntos clave para entender el DFL2

A continuación te presentamos algunos puntos clave para entender la propiedad DFL2 y así poder aprovecharlo al máximo con tus inmuebles residenciales:

Área de construcción

¿Cómo saber si una propiedad es DFL2? Actualmente, el área de construcción interna nunca ha sido tan importante. Para poder acogerse a este decreto uno de los principales requisitos DFL2 es que la vivienda debe tener menos de 140 metros cuadrados.

Debes tener en cuenta ese límite si planeas remodelar la propiedad en el futuro. Si excedes un metro cuadrado más puedes perder todos los beneficios que brinda el decreto.

En las viviendas unifamiliares, se consideran zonas interiores todos aquellos recintos que incluyan salón, dormitorios, baños, cocina, comedor y pasillos, pero no sótano ni garaje. Cuando hablamos de departamentos es relevante tener en cuenta sus terrazas. Como no se pueden modificar, cuentan como zonas internas.

Requisitos para un crédito hipotecario

Año de la propiedad

La antigüedad del inmueble es otro factor clave si vas a invertir en una casa DFL2. Uno de sus principales beneficios son los descuentos fiscales del 50%, tiene cláusulas que varían según la antigüedad y el área de construcción. 10 años o menos de haberse construido debe tener tu propiedad o vivienda.

El uso es esencial para la DFL2. Este decreto solo se refiere a los edificios destinados a la vivienda. Si llegas a modificar el estatus de residencia a local para comercio o sitios de oficina, de inmediato vas a perder los beneficios del decreto.

Finalizando, conoce las restricciones. Hace unos años se introdujeron cambios en el decreto, restringiendo la adquisición de inmuebles DFL2 a solo dos por propietario.

¿Qué beneficios están sujetos a DFL2?

Algunos beneficios que podrás gozar son:

  • 50% de descuento en la tarifa del llamado Conservador de Bienes Raíces
  • 50% de descuento en los impuestos de timbre
  • Exención del impuesto de sucesiones y donaciones
  • Ingresos por arrendamiento libres de impuestos
  • 50% de descuento en los impuestos

En Chile, aprovechar este decreto es un excelente punto de partida para lograr su libertad financiera como inversionista inmobiliario.

Cómo invertir en propiedades en Chile

Beneficio tributario DFL2

Para nuevas viviendas DFL2

Puedes reducir el 50% de la tarifa en el Conservador de Bienes Raíces. Al comprar una vivienda debes inscribirte como DFLN°2 y así pagarás la mitad de los correspondientes aranceles. Asimismo obtendrás una reducción del 50% de la tasa de sellos y timbres.

Además de la exención del impuesto a las herencias y donaciones, esta propiedad puede ser dejada como herencia después de una muerte o en vida y no pagará impuestos.

Para viviendas nuevas y usadas DFL2

Tendrás una renta de arrendamiento libre de impuestos y una reducción del 50% de las contribuciones: hasta 70 m² tendrás el beneficio por 20 años, entre 71 m² y 100 m² tendrás la franquicia por 15 años, de 100 m² a 140 m² obtendrás el certificado exento de contribuciones por 10 años.

Venta de bienes raíces

Lo que ganes estará libre de impuestos, pero recuerda que debe haber pasado 1 año entre el proceso de la compra y la venta. En caso contrario, el SII puede presumir la habitabilidad y exigir el pago del impuesto correspondiente.

Del mismo modo si el vendedor se dedica habitualmente al comercio de propiedades puede estar sujeto al impuesto sobre la renta.

¿Cuándo se pierden los beneficios DFL2?

La condición de DFL2 en Chile se pierde si el inmueble cambia su destino residencial o si supera la superficie máxima de construcción de 140 metros cuadrados.

Se permiten las ampliaciones, siempre que no se supere el metraje permitido y se disponga de la respectiva recepción municipal.