La compra en blanco es una nueva tendencia que está irrumpiendo en el mercado inmobiliario, que consiste en la adquisición de una vivienda de un proyecto que aún está en construcción, es decir, no está listo. Entonces ¿por qué invertir en proyectos inmobiliarios en blanco?

Debido a los grandes beneficios de este tipo de compra, cada vez más personas prefieren comprar de esta manera. En este articulo te contaremos todo los que debes saber si estas en Chile y te interesa invertir en este tipo de proyectos.

Tipos de compra de inmuebles en Chile

En Chile existen tres tipos de compra:

  • La compra en blanco
  • La compra en verde
  • La compra de entrega inmediata

La diferencia primordial entre estas tres categorías de compra de propiedades es el período de espera, que va desde el más largo para las compras en blanco (más de dos años), pasando por el medio para los departamentos verdes (hasta 20 meses), y llega a la última de las modalidades, la entrega inmediata.

Educación financiera Chile: Aumenta tu patrimonio

¿Es conveniente invertir en inmuebles en blanco?

Algunos expertos inmobiliarios creen que con la caída de las ventas en el mercado, puede haber oportunidades para invertir en inmuebles. ¿Por qué invertir en proyectos inmobiliarios en blanco? Actualmente las empresas inmobiliarias no han escapado a los cambios que ha promovido el coronavirus. Es por esta razón que han decidido dar descuentos, ofrecer facilidades de pago y ampliar opciones que anteriormente no existían.

Es estos momentos, se recomienda buscar proyectos en blancos con la intención del aumento de la plusvalía con el paso del tiempo. De esta forma, lo que va a llegar a costar la propiedad una vez construida y lista puede llegar a ser mayor.

Cuantas propiedades puede tener una persona en Chile

4 Ventajas de la invertir en proyectos inmobiliarios en blanco

Este tipo de venta de inmuebles se da antes de empezar a construir el proyecto, es decir, cuando el mismo está en los planos y aún no hay materialización. La entrega del inmueble ocurre aproximadamente 24 meses después de la firma de la promesa de venta, aunque esto puede variar en cada proyecto.

Algunos de los principales beneficios de comprar un apartamento en blanco son:

1- Ventaja económica

Si buscas invertir en un inmueble de este tipo puedes encontrar atractivos descuentos. Esto se debe a que las inmobiliarias suelen vender estos inmuebles a un valor menor que en la modalidad de entrega inmediata. Así, podrás obtener una plusvalía de entre el 20% y el 30% durante la construcción del proyecto. Ahorras dinero y lo multiplicas.

2- Posibilidad de elegir algunas variables

Al comprar un apartamento en blanco tienes mayor posibilidad de materializar tus expectativas en cuanto a los detalles de la propiedad. Generalmente, adquirir un inmueble bajo esta modalidad de compra, te da la posibilidad de elegir la distribución de los espacios y la orientación de la vivienda.

Cómo funciona un fondo de inversión inmobiliaria

3- Oportunidad para después de la crisis

La Cámara Chilena de la Construcción estima (según encuestas Casen realizadas entre 2015 y 2017) que la necesidad insatisfecha de vivienda afecta a unos 2,2 millones de personas. Contar con una propiedad para arrendar o vender a través de la compra de inmuebles con entrega a largo plazo te permitirá satisfacer la demanda habitacional en tiempos en que la crisis económica y sanitaria pueda ser superada.

4- Soporte informático

Para elegir invertir en un inmueble, es importante que los clientes tengan una iniciativa fundamentada de cómo será el proyecto cuando esté terminado. Y como no hay avance de obra, las inmobiliarias recurren al apoyo tecnológico.

En este sentido, las perspectivas digitales se han convertido en algo primordial. A través de modelos informáticos es posible mostrar una referencia de los acabados que, junto con la información completa de la inmobiliaria, incluyendo valores, metros cuadrados, diseño de planta, tipologías, etc., permiten tomar una decisión informada.

Conviene invertir en departamentos para alquilar

Público interesado en comprar en blanco

El público que decide irse por el camino de la compra de proyectos en blanco varía mucho, pero mayormente son jóvenes profesionales e inversionistas, que buscan invertir con algunos llamativos descuentos. No obstante, este tipo de compra depende de cómo sea el proyecto y donde esté ubicado.

 Algunas consideraciones a la hora de invertir en departamentos en blanco

A la hora de tomar la decisión es razonable preguntarte no solo ¿por qué invertir en proyectos inmobiliarios en blanco? Sino también cuándo hacerlo, sobre todo en situaciones como las que estamos viviendo. Lo ideal es que, antes de tomar cualquier decisión importante, acudas a profesionales que te puedan asesorar.

Primeramente, al realizar una inversión inmobiliaria es esencial poseer una situación financiera equilibrada (entre activos, pasivos y patrimonio), esto te permitirá que tus finanzas de tipo personal no se vean afectadas y te puedas ocupar de tus compromisos financieros.

En cuanto a las precauciones, si bien es cierto que existen mayores riesgos en comparación con otro tipo de compras inmobiliarias, pero puedes mitigar muchos de ellos:

  • Consulta los detalles de la inmobiliaria como su trayectoria en el mercado, si es propietaria del terreno en cuestión, si tiene todos los permisos y papeles correspondientes al día
  • Exige un seguro a la inmobiliaria que proteja tu inversión. Estos pueden actuar cuando haya retrasos o algún problema que impida la entrega
  • Busca un equipo de profesionales en el área para evaluar la mejor opción de inversión inmobiliaria y ofrecerte un apoyo integral durante todo el proceso. Porque más allá de asesorar, garantizan el acompañamiento en los problemas que puedan surgir con tu emprendimiento.

5 Consejos para invertir en bienes raíces Chile siendo extranjero

¿Qué pasa si la inmobiliaria no me entrega la vivienda?

La compra de departamentos en blanco, al igual que otro tipo de negociaciones inmobiliarias, está amparada por la Ley General de Urbanismo y Construcciones, que fue modificada en 2004 por la Ley 19.932 y en 2005 por la Ley 20.007.

Esta ley, en su artículo 138 Bis, establece la adquisición por parte de la inmobiliaria de una póliza de seguro o boleta bancaria; la cual asegura la devolución del dinero en caso de que la inmobiliaria no cumpla con el plazo de entrega o con lo establecido en el contrato de promesa de compraventa. Para que sea efectivo, este contrato debe ser firmado ante notario antes de la negociación.